Premio San Juan


Los Premios de San Juan Evangelista tienen su origen al final del mandato de Pedro Hernández Navascués como Hermano Mayor, siendo la distinción más importante que puede otorgar la Cofradía a Instituciones o personas que se hayan distinguido por una especial colaboración y afecto con la Cofradía de las Siete Palabras y San Juan Evangelista.

El Premio de San Juan consiste en una obra de arte original del artista Miguel Ángel Sainz (Aldeanueva de Ebro), recientemente fallecido, realizada en bronce fundido macizo.

Para entender mejor y tener un punto de vista de la obra más profundo nuestro Capellán D. Mario Gállego Bercero nos ofrece una breve explicación sobre la misma:

Cuando en la cofradía se pensó dar un premio anual a alguna persona o institución que hubiera tenido alguna relación importante con la misma, se barajaron diferentes posibilidades y se optó pedir un boceto de una figura de San Juan Evangelista al artista Don Miguel Ángel Sáinz Jiménez (1.955-2.002), escultor y pintor, afincado y natural de Aldeanueva de Ebro.

premio

El boceto presentado es una obra importante del citado artista. En la contemplación, descubrimos a un San Juan en situación de caminante con un libro en la mano izquierda y una copa en la mano derecha. Con el mismo brazo izquierdo que sujeta el libro se aferra al ala del águila que a sus pies y en gran tamaño le empuja hacia delante, esto es, hacia el anuncio del Evangelio. El libro que sujeta en su mano izquierda, es el mensaje de la buena nueva (Evangelio). La copa en la mano derecha hace referencia a la Apocalipsis. El águila es el símbolo de su Evangelio. Toda la figura de Juan impulsada por la fuerza del águila forma un conjunto de una gran expresividad. Las vestimentas, lo mismo que muchas de las figuras de Miguel Ángel, expresan un movimiento de viento que sopla de frente, y así el cuerpo de la imagen queda mucho más dibujado por la presión que recibe. Se aprecia este movimiento en otras figuras suyas como en la fachada de la iglesia de San Pío X de Logroño o en la imagen de la iglesia de San Gil Abad de Zaragoza, etc. Varias obras suyas se encuentran en la parroquia de la Presentación de la Virgen de Zaragoza y también en algunos monasterios.

La obra de Miguel Ángel fue ya estudiada y catalogada en el año 2.004 por el gobierno de La Rioja y la diócesis de Calahorra-La Calzada-Logroño.

Miguel Ángel Sáinz con esta obra dotó a la cofradía de las Siete Palabras de un símbolo importante de su patrón, San Juan Evangelista que, fundido en bronce, reciben aquellos que con su esfuerzo trabajan por dicha cofradía.

El primer premio se concedió en el año 1.997 tras aprobación del Capítulo de Hermanos, a propuesta de la Junta de Gobierno, a Radio Zaragoza, por su importante labor de transmitir todos los años en directo la predicación pública de las Siete Palabras el día de Viernes Santo.

La concesión de este premio se hace mediante aprobación del Capítulo General de Hermanos de Navidad entre las propuestas que hayan llegado durante el año a la Junta de Gobierno de la Cofradía. La entrega del mismo se realiza al año siguiente al de su aprobación en la Comida de Hermandad celebrada tras el Capítulo General de Hermanos de Navidad.