Paso de El Calvario


El Paso llamado de El Calvario, propiedad de la Hermandad de la Sangre de Cristo de Zaragoza, es el primero del que se hizo cargo nuestra Cofradía en 1.940, cuando dicha Hermandad organizadora del Santo Entierro, no permitió que los 38 primeros hermanos integrantes ese año de la Cofradía sacasen procesionalmente, sobre una peana, un grupo escultórico formado por el Santo Cristo y dos bellas figuras de la Virgen y de San Juan, procedentes de la Iglesia del Portillo.

Se tuvo que aceptar el salir llevando este paso de El Calvario también llamado de La Lanzada o de Longinos y el caballo. Este paso obra del artista bilbilitano José Alegre en 1.841, representa el momento en que el soldado romano Longinos, montado en su caballo blanco, atraviesa con su lanza el costado del Señor, muerto ya en la Cruz, a cuyo pie se encuentran la Virgen Dolorosa y el Apóstol San Juan, enmarcados los tres por las otras dos cruces laterales donde han sido rematados Dimas y Gestas, después de que al primero, arrepentido, le prometiera el Redentor el Paraíso en Su Segunda Palabra en la Cruz.

Para nuestra Cofradía el llevar en el Paso un Cristo muerto para predicar las Palabras de Jesús en la Cruz, no era considerado lo más coherente. Por ello que el deseo de la Cofradía era siempre el tener un Paso propio más adecuado a los momentos de la Pasión de Nuestro Señor que se querían rememorar.

Con todo ello, este Paso fue llevado por la Cofradía en los desfiles procesionales de Semana Santa desde el año 1.940 hasta 1.947. En las Semanas Santas de los años 1.948 al 1.950, ambos inclusive, la Cofradía sacaba a la calle este Paso en la Procesión del Santo Entierro ya que existía el compromiso con la Hermandad de la Sangre de Cristo, a pesar de que tanto en la Procesión de las Siete Palabras y también en el Santo Entierro, se sacaba a la calle nuestro Paso titular de la Tercera Palabra.

El año 1.951 se entregó definitivamente a la Hermandad de la Sangre de Cristo el Paso, del que desde 1.952 hasta nuestros días procesiona la Cofradía de la Crucifixión del Señor de Zaragoza.

De modo excepcional en 1.989, con motivo del Cincuentenario de la fundación de nuestra Cofradía, y en 2014, año de celebración de nuestra 75 salida procesional, volvimos a procesionar este Paso por la calles de Zaragoza la mañana del Viernes Santo en la predicación pública de las Siete Palabras.