Patrimonio


El patrimonio más importante de la Cofradía, como es natural, lo componen sus pasos procesionales. Parte también importante de nuestro patrimonio corresponde a nuestros atributos procesionales y que son todos aquellos elementos que integran la procesión y que son propiedad de la Cofradía.

Guión

También llamado estandarte. Es uno de los atributos más importantes y representativos. Abre todos los desfiles y está presente en todos los actos de la Cofradía. Según nuestros Estatutos: el Guión será a modo de estandarte alargado en vertical, terminando la parte inferior en dos puntas, llevando en el anverso el emblema sobre fondo blanco y en el reverso el nombre de la Cofradía sobre fondo verde, con cordones pendientes de los brazos del soporte.

Tres son los guiones que ha tenido la Cofradía, adecuándose a los cambios que ha sufrido el emblema de la misma a lo largo de su historia. El actual fue elaborado por Nieto de A. Llana Torres de Valencia en 1.971. Dada la importancia de este atributo, cada tres años es nombrado un Hermano encargado de su cuidado y de portarlo en todos los actos de la Cofradía.

Faroles del guión

En 1.998 se realizaron en Artesanías Sancho de Zaragoza estos faroles que acompañan al guión en los desfiles procesionales.

Son alargados y con la cabeza de forma hexagonal rematada en la parte superior con una cruz. En los cristales de los mimos aparecen representados el emblema de la Cofradía y el águila de San Juan.

Estandarte Hermanamiento Siete Palabras de Cádiz

Con motivo del hermanamiento de nuestra Cofradía con la Hermandad de las Siete Palabras de Cádiz en 1.989, ésta nos regaló a la este estandarte.

En todas nuestras procesiones de Viernes Santo ocupa un lugar preferente en las mismas.

Faroles de las Siete Palabras

Estos faroles son otros de los atributos más importantes de nuestro patrimonio.

Como no podía ser de otra forma, son siete faroles alargados con la cabeza de forma avalada y en los cristales de ambas caras de los mismos lleva cada uno de ellos las inscripciones de las siete palabras de Cristo en la cruz.

Fueron elaborados en los talleres de Artesanías Sancho de Zaragoza en el año 1.974.

Pebeteros e incensarios

Son los pebeteros que tiene la Cofradía en los que se quema incienso y acompañan cuatro a los pasos de la Tercera y Quinta Palabra purificándolos con el humo que desprenden.

Con la misma finalidad se utilizan cuatro incensarios  y que preceden en los desfiles a nuestra peana y al paso de la Séptima Palabra.

Cruz In Memoriam

Nuestro atributo más emotivo es, sin lugar a dudas, la Cruz In Memoriam. Elemento típico de la Semana Santa aragonesa.

En la actualidad poseemos dos cruces. Realizadas en madera con el emblema de la Cofradía en el centro, en su anverso, y con los nombres de todos los hermanos fallecidos en el reverso.
Mazas de Honor

La finalidad de éstas es la de escoltar a los miembros de Junta así como abrir filas a los cofrades de vela. Acompañan también a los predicadores en los balcones durante la predicación de las palabras.

Fueron elaboradas por Artesanías Sancho en 1.971.

Varas de cierre

La labor de estos atributos es la de dar cierre al desfile procesional. Son portadas por hermanos que se colocan al final de la Cofradía justamente detrás de la Presidencia de la procesión.

Guión Sección de Instrumentos

Pendón de forma cuadrada que precede a la sección de instrumentos en los desfiles. Figura el emblema de la Cofradía bordado en hilo de oro en el anverso y en el reverso la inscripción de Sección de Instrumentos y su año de fundación.

Guión Infantil

Guión de pequeñas dimensiones que acompaña al grupo de niños. Es portado por un niño en los desfiles.

Banderín del piquete

Banderín rectangular que precede al piquete de honor de cornetas y tambores que acompaña a la Peana.

Resposteros

Siete tapices cuadrados de terciopelo con el emblema de la Cofradía, que se colocan en los balcones para indicar el lugar desde donde se va a realizar la predicación de cada palabra.

La Cofradía posee también catorce tapices de menor tamaño, con el emblema actual en el anverso y numerados del I al XIV, para indicar donde se van a realizar las estaciones del Vía Crucis.